Muy picante, pero delicioso: el chile

Uno de los ingredientes más conocidos en las recetas mexicanas son los chiles picantes.  Del náhuatl chilli, el chile ha cautivado a nuestro paladar desde hace casi 10 mil años, desde que fue incluido por primera vez en la alimentación Mesoamericana. El origen del chile es aún incierto para los botánicos, algunos dicen que se dio en la zona andina, otros especulan que fue en el sureste de Brasil.

Este ingrediente tiene usos curiosos que verás a continuación:

  • Los mexicanos comen alrededor de 15 kg anuales de chile per cápita, lo que equivale a ¡1.25 kg al mes! Éste es el promedio más alto del mundo.
  • En los campos de batalla prehispánicos, el humo de chiles secos fue un arma poderosa.
  • La «jalaproctitis» es el síndrome de defecación ardorosa que da como consecuencia del exceso de ingesta de chile jalapeño.
  • El tatarabuelo de todos los chiles es el chiltepín —popularmente conocido como chile piquín—.
  • Cristóbal Colón le puso el nombre de pimiento al chile, al confundirlo con la pimienta piper nigru.
  • En la magia negra se cree que el chile sirve para lograr separaciones de parejas y propiciar peleas entre personas.