No toda comida mexicana es picante

No todos los chiles mexicanos son picantes. Muchos de ellos solo dan color y sabor, los hay picantes y dulces, como el chile poblano.

Las salsas mexicanas se hacen a base de tomates hervidos, a las que se les puede agregar chiles picantes o algún chile para realzar el  sabor.

Los frijoles no son mexicanos, sino de origen árabe, los trajeron los españoles.Las tortillas tampoco son mexicanas, sino de origen español. En México  empezaron a hacerlas  con maíz.

Los chiles en nogada son un plato creado para los extranjeros que no soportan la comida picante. Se come un solo chile relleno de picadillo de carne.

El chocolate es mexicano y no solo es un dulce, sino que se utiliza en muchos platos de cocina mexicana, incluso en la salsa mole, de la cual hay más de cien variedades.

El atole es una bebida caliente a base de maíz que se prepara en más de cien sabores diferentes; los más populares son: chocolate, vainilla, fresa, coco, arándano.

El cactus de la bandera mexicana se llama nopal; planta comestible, tiene muchísimas propiedades, entre las que destacamos tratar la  diabetes y la hipertensión. Además, su fruta, la tuna, es muy dulce.

La comida mexicana es patrimonio de la humanidad, no solo por su sabor, sino por su historia y elaboración.

El chocolate preparado tradicionalmente tiene sabor distinto al de otros países. Además,  se prepara en ollas de barro y con molinillos de madera tallados a mano.

Cada región de México tiene su propia  gastronomía, con  lo cual se puede decir que su comida es de las más ricas y variadas del mundo.

El burrito no se llama burrito: su nombre correcto es burra o burrita.