¿Por qué nos gusta tanto la cerveza? La ciencia lo explica…

La Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, realizaron un estudio con 49 hombres, a los que les dieron a degustar una cerveza, o un vaso de agua o Gatorade.

Después se escanearon los niveles de dopamina que liberaba el organismo al ingerir cada una de estas bebidas. ¿Y por qué de la dopamina? pues porque esta sustancia es un neurotransmisor del placer, y brinda al cuerpo una sensación agradable y que se busca repetir.

Los resultados mostraron que con la cerveza, las cantidades de dopamina liberadas eran superiores a las generadas con el agua o la bebida isotónica. De hecho, se encontró que la producción de dopamina en el cerebro no se da sólo con el consumo de cerveza, sino también con olerla.