Pozole un plato rico en nutrientes e historia

El origen de la afamada receta mexicana se remonta a la época prehispánica, en donde según los historiadores, durante las fiestas de honor del dios Xipe a Moctemuza le enviaban un platillo con el resto del cuerpo de los sacrificados cocinado con maíz. Después de la llegada de los frailes españoles y la evangelización el ingrediente tan peculiar del pozole, fue sustituido por carne de cerdo.

El nombre proviene del idioma náhuatl “POZOLLI”, que significa espuma. Esto debido al efecto de los granos de maíz más grandes y blancos “Cacahuazintle”  que al momento de hervir se abren y forma una espuma.

En la actualidad el pozole es un plato clásico y característico de la cultura mexicana, que  se difunde a lo largo de todo el país. Con la particularidad que varias regiones adoptaron una receta propia y se identifican  con el color.

Entre los tipos de Pozole se encuentran:

Rojo:

Típico de Sinaloa y Jalisco, se prepara con salsa de chile.

Verde:

Es originario del Estado de Guerrero, su color se debe a una salsa de tomate verde. En algunas regiones es común agregarle sardina, huevo y chicharrón

Blanco:

Se prepara en la zona central de México  y es el clásico por excelencia.